Escrito el 20 de Marzo del 2017 - 24/04/2017
Tamaño de Letra
|   Enviar Noticia
 Estaba con mi nieto de apenas un año cuando me sorprendió el sonido del celular. Era el emotivo video de homenaje por el Aniversario al Atentado a la Embajada de Israel que se viralizó rápidamente, llamando por sobre todas las cosas a tomar conciencia y trabajar por una paz sin terror.
Instantáneamente traté de recordar cómo me había enterado de la tragedia, aquel 17 de marzo de 1992. En esa época, por razones laborales vivía en la ciudad de Caracas y al recibir la triste noticia estaba con mi hija de 10 meses, hoy la madre de mi nieto.
Pasaron ya 25 años y el atentado aún es tiempo presente, porque esa herida no se borrará jamás de los familiares de las 29 víctimas fatales, y de los cientos de heridos.
Y es presente porque la impunidad así lo consagra. En esta recordación que hoy hacemos, un video, un acto homenaje a las víctimas pueden ser tomados como rituales conmemorativos; pero el mayor desafío consiste en entenderlos como alertas, como ejercicios de memoria para reflexionar sobre lo que estamos haciendo mal como sociedad.
Entender que nos hace daño postergar al infinito las resoluciones de nuestros problemas y tragedias; y que en una sociedad que se quiere democrática, no hay dolores de unos y de otros.
Que construir república significa vivir bajo el imperio de la ley, pero con una Justicia que brille y guíe con su acción en tiempo y forma; y que edificar una sociedad en paz requiere levantar barreras frente al fanatismo y al terrorismo, que ya nos agredió dos veces dentro de nuestras fronteras.
Y finalmente comprender que superar los antagonismos, retomar el diálogo y el encuentro, dejando de lado los preconceptos y los prejuicios, es el camino que nos conducirá en este sentido.
Así, podremos honrar debidamente a las víctimas de aquel infame atentado, una deuda histórica que seguirá interpelándonos permanentemente porque, como afirma Eduardo Galeano, “No se necesita ser Sigmund Freud para saber que no hay alfombra que pueda ocultar la basura de la memoria”.
Por eso agradezco la aparición de ese video para hacer memoria sobre lo que significó y aún significa el atentado a la Embajada. Y también la posibilidad de estar presente nuevamente, como en los últimos 24 años, en el acto homenaje, representando al Gobierno que integro orgullosamente, y que hoy acompaña a los familiares y sobrevivientes.
Y en este día, como en tantos días de tristeza que trae nuestro calendario, quiero recordar especialmente a todas esas víctimas inocentes que no pudieron gozar del derecho a la vida, como el resto de nosotros.
Que no tuvieron la oportunidad, como yo tuve, de ver crecer a mis hijos y a mi nieto, y de poder educarlos en la fe y en los valores en los que creo, de defensa de la vida y la libertad, de una sociedad basada en el respeto de los derechos humanos y la ley, orgullosa de su pluralidad y su convivencia. Donde nada nos sea ajeno.

(*) Secretario de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Nación.

Comentarios

Cantidad de Caracteres : de 200
This Is CAPTCHA Image    
nuevarioja.com.ar no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. nuevarioja.com.ar se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.
 

Noticias Más Leídas

La Rioja ganó y aseguró el ascenso a la Copa de Plata

Handball. Argentino de Menores
Subida el 24 de Abril del 2017 - Hora: 00:00

Frente para la Victoria: vinieron Juan Cabandié y Leandro Santoro

Elecciones legislativas
Subida el 24 de Abril del 2017 - Hora: 00:00

Sergio Quintero: de harina, barro y agradable sonoridad

Música. Lo mejor de lo nuestro
Subida el 24 de Abril del 2017 - Hora: 00:00



Versión Impresa