El tiempo - Tutiempo.net
Miércoles 24 de Febrero de 2021

Historias

Cosas de la pandemia: salieron en motorhome rumbo a Alaska, hicieron 6.000 kilómetros y están más lejos que antes

Florencia y Juan Manuel partieron de Lomas de Zamora el 1º de marzo de 2020. A los 15 días empezaron los cierres fronterizos

19-1-2021 10:23
First slide

Florencia Villalba y Juan Manuel Videla son una pareja treintañera de Lomas de Zamora que el 1 marzo del 2020 decidió dejar atrás todo para emprender un viaje de más de 20 mil kilómetros arriba de una camioneta Sprinter con destino final en Alaska.




Sin embargo la aventura se vio afectada por la pandemia de coronavirus que los detuvo 225 días en Embalse de Calamuchita, Córdoba. Ahora, después de haber recorrido cerca de 6.000 kilómetros desde el departamento que dejaron de alquilar en Nicora 274, siguen a menos de 2.000 de Buenos Aires. Y más lejos de Alaska que cuando salieron. Pero la meta es la misma.


"Teníamos la idea de pasar unos días en Embalse y estuvimos siete meses y medio estacionados en la puerta de la casa de unos amigos que nos permitieron quedarnos", cuenta Florencia. 


Para empezar el viaje se habían llevado sus ahorros incluyendo mucho que juntaron especialmente para "llegar a Alaska". Pero cuando se acabaron tuvieron que buscar empleo.


"Juan consiguió trabajo en una obra en construcción y yo soy auxiliar en kinesiología (también es profesora de natación y guardavidas) así que pude empezar a atender pacientes a domicilio, eso fue espectacular", cuenta.


Después llegó el invierno, el más crudo en muchos años en Embalse. Por suerte consiguieron alojarse en Las Casitas de Norma, un complejo de cabañas, a cambio de trabajo.


"Después nos fuimos hacia Villa del Dique porque también nos habían contratado para hacer tres murales en una cervecería, y de esta forma terminó haciendo 10 murales en Villa del Dique y de ahí salimos rumbo hacia las Altas Cumbres", explica Florencia agregando.


Previo a la partida tuvieron algunos desperfectos en la camioneta que los obligaron a desviarse hacia Córdoba capital: Allí, un seguidor de su canal de YouTube (Rodandohacialalibertad) les había conseguido un radiador.


 "Tener el canal nos permitió conocer un montón de personasen en el camino, que nos fueron ayudando y alentando a seguir. Hay gente que nos para en la calle y nos deja dinero para el gasoil", cuenta Florencia.



Cuentan que su inspiración surge de la familia Zapp, una pareja que salió hace 20 años con la idea de llegar a Alaska en seis meses y tuvo que atravesar tantos obstáculos, que durante el viaje tuvieron cuatro hijos.


"Leímos su libro y nos movilizó tanto tanto que nos dimos cuenta que nosotros también lo podíamos hacer. Nadie te tiene que financiar, no tenés que ser hijo de rico ni millonario. Vos podes salir a viajar y financiarte en el viaje", afirma Florencia.


"Nosotros en principio para conseguir el dinero vendimos todo y trajimos ahorros, pero la idea en realidad no es un viaje de vacaciones, sino vivir viajando, entonces debemos financiarnos con nuestro propio trabajo. Por eso nos trajimos todas las herramientas posibles", explica Florencia.


Cuando la decisión fue definitiva compraron la camioneta Mercedes Sprinter modelo 97 que tenía 13 asientos y la modificaron.


Ahora tiene un sofá cama, armarios para la ropa, un baño químico, un termotanque para el agua caliente de la ducha, una cocina con bacha para lavar los platos, dos hornallas, una heladera, sillas y mesa.


"También tenemos un 'patio cervecero' en el techo, que es un deck que hizo Juan. Digamos que nuestra casita está equipada para vivir", cuenta la pareja orgullosa.



Tras pasar por Córdoba, San Luis, Mendoza y Neuquén, se encuentran en Junín de los Andes a punto de partir hacia San Martín de los Andes para finalmente llegar a Ushuaia.


Ahora el objetivo es unir Ushuaia y Alaska. "Con los años que nos lleve, porque sabemos que nos van a llevar años hacerlo, cuanto más tiempo tardemos va a ser más cumplido el objetivo porque quiere decir que no nos estamos salteando ningún lugar sino que estamos conociendo todos los que queremos conocer, y una vez que lleguemos al objetivo de Alaska el siguiente objetivo va a ser cruzar el charco, salir del continente. Queremos viajar hasta que seamos tan viejitos que no nos podamos ni mover. El mundo es inmenso y hay un lugar más bello que el otro", concluye Florencia.

Si te gustó esta nota podés compartirla

Comentarios

Helueni