El tiempo - Tutiempo.net
Domingo 23 de Enero de 2022

Justicia

Tras 15 años prescribe el caso Solange y la absuelta Frend fue la única que pidió reabrir la causa

La causa por el homicidio de Solange Grabenheimer, la joven de 21 años asesinada a puñaladas en su vivienda el 10 de enero de 2007, quedó prescripta de manera definitiva y el único intento que hubo para que la Justicia investigue a otros sospechosos lo hizo hace tres años su amiga "Luli", principal sospechosa del crimen.

08-1-2022 19:10
First slide

A 15 años del crimen de Solange Grabenheimer, la joven de 21 años que fue asesinada a puñaladas en un PH de la localidad bonaerense de Florida, la causa quedó prescripta de manera definitiva y el único y último intento que hubo para que la Justicia investigue a otros sospechosos como posibles autores lo hizo hace tres años la absuelta amiga de la víctima, Lucila Frend.

Si bien algunas fuentes judiciales indican que se podía considerar al caso ya prescripto desde 2019, cuando se cumplieron los 12 años que indica el artículo 62 del Código Penal para causas por "homicidio simple", otras aclararon que un expediente como éste, en su momento caratulado como un "homicidio agravado por ensañamiento y alevosía" y con pena de prisión perpetua -tal como se la acusó a Frend-, la prescripción se da a los 15 años.

El crimen ocurrió el 10 de enero de 2007, por lo que a partir del lunes, cuando se cumplen esos 15 años, por más que cualquier persona se presente de manera espontánea para confesar ser el autor del hecho -incluso con el arma homicida nunca hallada-, o para aportar pruebas o delatar a el o la homicida de Solange, eso no tendrá ninguna validez porque con la acción penal prescripta, el caso queda impune.

"Luli" Frend, por entonces de 21 años, fue acusada de ser la autora del homicidio de su amiga "Sol" por el fiscal de Vicente López Alejandro Guevara porque supuestamente la data de muerte la ubicaba dentro de la escena al momento del crimen, pero todo se revirtió en el juicio oral de 2011, cuando fue absuelta en un fallo unánime que criticó la investigación.

Ese fallo absolutorio fue confirmado en febrero de 2013 por el Tribunal de Casación que también sugirió investigar a otros sospechosos como un obrero y una mucama del novio de Solange, pero lo cierto es que en la causa no hubo ningún movimiento en ese sentido, ni siquiera por parte de los padres de la víctima, que siempre apoyaron la hipótesis del fiscal con Frend como la supuesta asesina.


"La batalla va a estar ganada cuando se encuentre al responsable, que la Justicia busque al responsable"

Lucila Frend


¿Qué sucedió en el juicio oral?

En el debate salieron a la luz diversas falencias de la investigación, como que el médico que calculó el horario del deceso e incriminó a Frend reconoció que no le tomó la temperatura al cadáver porque no llevó un termómetro.

También que la muestra del "humor vítreo" –un líquido que se extrae del globo ocular para medir el potasio y así también calcular la data de muerte-, se contaminó porque no fue debidamente preservada.

O que finalmente el asesino pudo haber ingresado por una puerta del balcón de la habitación de Solange que daba a una obra lindera, que no tenía llave y abría hacia afuera.

Los jueces criticaron la investigación del fiscal al sostener que la acusación se basaba en meras "percepciones personales, conjeturas y especulaciones", que no investigó otras hipótesis y que ni siquiera había certeza de que el crimen se cometió en la franja horaria que comprometía a Frend, sino más bien que pudo ser más tarde.

LAS 10 CLAVES DEL FALLO QUE ABSOLVIÓ A LUCILA FREND

Las siguientes son las diez claves por las que el Tribunal Oral en lo Criminal 2 de San Isidro absolvió a Lucila Frend por el crimen de su amiga Solange Grabenheimer, según el fallo dictado en 2011:

1. La data de muerte:

"El horario en que ocurrió la muerte de la víctima no ha podido ser establecido con el grado de certeza que este pronunciamiento requiere, y menos aún en el período seleccionado por el Sr. Agente Fiscal, esto es en el lapso comprendido entre la 1 y las 7 horas del día 10 de enero de 2007 antes bien, todo indica que la probabilidad se aleja de ese lapso".

"Con los deficientes o incompletos datos aportados en esta investigación, el horario de la muerte en el caso desde el punto de vista médico legal, como dato de certeza resulta ser tan extenso que deviene prácticamente inútil".

2. La temperatura cadavérica:

"No voy a ingresar en el tema de la temperatura, su necesidad de tomarla en el lugar del hecho con un termómetro especial, pues de hecho, más allá que exista un acuerdo general de los peritos en la importancia de esa información, lo cierto es que no la tenemos".

3. Lucila llegó al trabajo a las 8.35:

"Constituye un hecho no controvertido que Lucila Frend abandonó el domicilio que compartía con la víctima el 10 de enero de 2007 siendo las 7.30 para dirigirse a su trabajo en el laboratorio Glaxo ubicado en la localidad de San Fernando. Surge su arribo a las 8.35".

"Conforme lo expuesto en cuanto al horario de muerte, esa circunstancia no puede ser tenida como un indicador en su contra sino antes bien y en términos probables como desincriminante".

4. ¿Asesino zurdo o diestro?:

"El hecho podría haber sido cometido por alguien zurdo desde atrás o alguien diestro de adelante". (Lucila era zurda).

"No se puede ser concluyente respecto de la secuencia de hecho en cuanto a las lesiones se trata y la posición relativa del agresor y por ende ser concluyente sobre su mano hábil".

5. La puerta del balcón no cerraba:

"Existía una puerta balcón que no se encontraba cerrada con llave y que permitía el acceso desde el exterior por intermedio de un balcón a la obra vecina, puerta que debió al final de la diligencia ser cerrada mediante un trozo de cable".

"Esa puerta abría hacia afuera pues así lo reconoció el Sr. Fiscal en su alegato e indudablemente surge de los croquis".

6. Críticas a la Policía Científica:

"La inspección del lugar del hecho no fue lo exhaustiva que debió. Tampoco surge del peritaje de rastros que se hayan inspeccionado los lavabos en busca de manchas hemáticas y por supuesto debidamente el balcón y en ese mismo momento el acceso a la obra vecina, siendo que al día siguiente se encontraron pisadas unidireccionales en el techo que conecta el balcón de la habitación de la víctima con la obra vecina".

7. El misterio del encendedor:

"No fue posible encontrar el objeto similar a un encendedor en el lugar -aquel que dejara la impronta bajo el cuerpo de la víctima-, no descartando -como lo hizo el propio Fiscal-, que el mismo se haya perdido por una involuntaria contaminación del escenario criminal".

8. ¿Luli vio el cadáver?

"Santiago Abramovich sostuvo que Lucila Frend no subió a ver el cuerpo de Solange junto a él tal como lo afirma, pese a lo cual luego sabía en la comisaría cómo fue hallado".

"Nada descarta que Lucila Frend haya subido en todo caso luego, cuando Santiago salió del departamento a hablar por celular".

9. El mail de Solange:

"Afirmó el Fiscal que la imputada ingresó a la casilla de correo de la víctima, dando a entender que lo hizo para borrar algún mensaje incriminante, extremo no corroborado".

"Ha quedado en claro que la clave de la casilla de la víctima la poseía Lucila Frend y no su familia, lo que por sí indica bastante, pero además la familia de Solange se la pidió a ella unos días luego del hecho justamente para ingresar al correo con el mismo fin que lo había hecho Lucila, buscar algo que pueda ayudar en la investigación".

10. Velorio:

"Las circunstancias referidas a si la encartada Frend estuvo mucho o poco en el velorio, o en la primera o tercera fila en el entierro de la víctima, si llegó tarde al parecer de otro, si lloró mucho o poco, si hablaba mucho o poco, si se acercó a la familia de Solange o no, no resisten el menor análisis a la hora de atribuir un hecho criminal".

La principal sospechosa fue la única que intentó reabrir la causa

A casi nueve años de ese último fallo, dos documentos a los que ahora tuvo acceso Télam prueban que la única que en 2018 intentó reactivar la investigación no fue la familia de la víctima, sino la propia absuelta Frend, a través de una reunión que mantuvo su madre, Marina Harvey, con el procurador general bonaerense, Julio Conte Grand.

Según el acta, aquel encuentro fue en La Plata el 1 de noviembre de 2018 y fue motivado por la repercusión mediática que tuvo sobre el caso el estreno de la película "Acusada", protagonizada por Lali Espósito, y que se basa en una novela inspirada en el crimen de Solange.

En esa reunión, Harvey manifestó que era "constante la insistencia en seguir incriminando a su hija como la autora del crimen" por parte del fiscal Guevara y del abogado de la familia de Solange, Roberto Damboriana, y que "ello le produce un grave perjuicio tanto a su hija como al resto de la familia".

Acusó a Guevara de intentar "direccionar las conclusiones de los peritos en perjuicio de su hija Lucila" y le pidió directamente al procurador "que se continúen investigando las otras líneas de investigación" pero que ello debería estar a cargo de "otro fiscal, alguien que resulte completamente objetivo".

Conte Grand dispuso que Harvey fuera recibida por la entonces fiscal general de San Isidro, Beatriz Molinelli (ya jubilada).

El rechazo a reabrir la causa

A diferencia de lo que sucedió en el caso María Marta García Belsunce, cuando tras la absolución del viudo Carlos Carrascosa, Molinelli decidió reabrir la investigación y poner a otros fiscales que imputaron y elevaron a juicio al vecino Nicolás Pachelo y dos ex vigiladores como supuestos autores del crimen, en el caso Solange la exfiscal general rechazó la posibilidad de reabrir la causa porque a su criterio el Ministerio Público llevó a juicio con fundamento a Frend, porque quien lo pedía no era la familia de la víctima y porque por la falta de certeza en las pruebas de este expediente, cualquier otra hipótesis también terminaría en un fracaso.

"Entiendo que no resulta formar o proseguir con otras hipótesis de investigación, puesto que, a criterio de la suscripta, las mismas ya tuvieron el análisis y la evaluación correspondientes en el marco de la pesquisa", argumentó Molinelli en un dictamen al que accedió Télam y fue firmado el 29 de noviembre de 2018.

"Teniendo en cuenta la inexactitud de los datos incorporados como el horario de la muerte, la probabilidad de que el agresor fuera zurdo sin descartarse que sea diestro, etc., me permito inferir que en caso se reabrirse alguna de las hipótesis que, reitero, a mi criterio han sido consideradas, el resultado será el mismo en cada una de ellas, generando en definitiva un dispendio de recursos sin lograrse una condena, poniendo el caso de resalto nuevamente y generando en la sociedad un nuevo sentimiento de falta de justicia", agregó Molinelli.

Pese a esa negativa, en junio de 2021, la madre de Frend y su abogado, Francisco García Santillán, volvieron a reunirse en la Fiscalía General de San Isidro con su actual titular, el fiscal general John Broyad, quien les reiteró que el caso no se iba a reabrir y menos si no lo pedían los padres de la víctima.

¿QUIÉNES FUERON LOS OTROS SOSPECHOSOS?

En el crimen de Solange Grabenheimer existieron las siguientes líneas investigativas, algunas de las cuales instaladas por Lucila Frend, y cada una de ellas fue descartada por el fiscal y nunca se profundizaron, pese a las sugerencias de los jueces del Tribunal Oral Criminal 2 de San Isidro y del Tribunal de Casación que absolvieron a la amiga de la víctima.

• El obrero: Frend dijo que dos días antes del crimen vio al salir de su casa a un hombre que le causó miedo y entró en una obra en construcción al lado del PH. Las dos amigas habían permitido el ingreso al balcón de su vivienda a uno de los obreros y lo aprovecharon para hacer algunos trabajos de mantenimiento.

El médico, investigador y subcomisario de la División Homicidios, Julio César Julián –testigo clave para la defensa de Frend-, planteó en el juicio sus sospechas sobre el encargado de la obra lindera al PH y denunció que el fiscal no lo había dejado volcar esa hipótesis en la causa.

Julián fijó además la data de muerte entre las 10.10 y las 13.10 de aquel 10 de enero, con Lucila fuera de la escena.

Explicó que pese a que el día del crimen los obreros habían decidido no ir a trabajar porque llovía, este hombre declaró en la causa que se fue de su domicilio de San Miguel a Florida para reparar el teléfono celular de su mujer y de allí hizo una extracción de 50 pesos en un cajero de un Banco Francés a 15 cuadras de la escena del crimen a las 15.45 y que de allí se fue a la obra a ver si estaba todo en orden y que en el camino se encontró una mochila, que arrojó por arriba del portón de la obra, donde se hallaron tres bombachas de mujer, una de ellas con semen.

Además, resaltó que se detectaron "pisadas unidireccionales" hacia el balcón de la habitación de Solange en un techo de la obra que acababa de ser pintado con brea y querosén y agregó que el asesino pudo haber ingresado desde la obra al balcón del cuarto de la víctima, que tenía una puerta que abría hacia afuera y que siempre permanecía abierta porque no se le podía echar llave.

• La empleada doméstica: La noche previa al homicidio, Solange tuvo un altercado con la empleada doméstica que trabajaba en la casa de su novio Santiago Abramovich y a quien acusaba de acosarlo sexualmente. Frend declaró que esa noche "Sol" llegó angustiada porque había tenido una discusión muy fuerte con esa mujer.

El fiscal comprobó que el incidente existió, pero la descartó como sospechosa, Los jueces de Casación indicaron en su fallo que nadie de la familia pudo confirmar que la mujer no haya salido de la casa en la mañana del 10 de enero.

• El crimen mafioso: La noche del hallazgo, "Luli" le comentó a la policía que "Sol" traía todos los días a la casa la recaudación del negocio "Autotint" de polarizado de vidrios de autos que su padre, Roberto Grabenheimer, tiene en Villa Crespo.

Los tres mil pesos fueron encontrados en una bota de la víctima. El fiscal investigó la actividad del padre y estableció que no tenía antecedentes, no debía dinero, ni tenía enemigos que quisieran vengarse.

• El exnovio de Frend: "Luli" estuvo de novia con Pablo Barreda, un odontólogo que en 2006 trató de seducir a Solange. El episodio marcó el fin del noviazgo y ambas amigas se complotaron y le destrozaron el auto.

El fiscal determinó que el incidente quedó en el olvido al punto de que "Luli" y Pablo continuaban frecuentándose, aunque ya no como novios, y que el día del crimen, el odontólogo estaba trabajando.

• El novio de Solange: Después de ser imputada por el fiscal y con asistencia de sus abogados, "Luli" presentó un escrito en el que apunta contra el novio de Sol, Santiago Abramovich y decía que tenía problemas con las drogas.

• El hijo del dueño de los PH: La madre de Frend, Marina Harvey, al momento del juicio oral en 2011, contó que habría que investigar al hijo con antecedentes psiquiátricos y violentos del dueño del PH donde fue asesinada Solange. Esta pista nunca fue investigada porque en la instrucción ningún vecino lo mencionó al declarar como testigo.

A 15 años del crimen y con el dolor de que el asesinato de su hija haya quedado impune, Patricia Lamblot, madre de la víctima, prefirió no hacer una entrevista y sólo le dijo a Télam una frase: "La justicia no existe, sólo creo en la justicia divina".

Desde la fiscalía de UFI 2 de Vicente López Este que investigó el caso continúan convencidos en haber hecho lo correcto.

"No hay ninguna obligación legal por la cual cuando una persona es absuelta, el Ministerio Público Fiscal deba investigar otra línea u otro posible autor. Se investigó, se llevó a la acusada a un juicio y se llegó a un fallo que a la mitad le pudo haber gustado y a la otra mitad, no. La investigación tuvo un resultado, llegó a un puerto", señaló a Télam una fuente ligada a aquella investigación.

A raíz de la exposición que tuvo cuando fue acusada en esta causa, Frend se fue a vivir al exterior, se radicó en la ciudad española de Barcelona, donde se casó y tiene un hijo.

Desde que fue absuelta en 2011, nunca más habló públicamente del caso.

El día de su absolución, rodeada de su familia y de sus abogados, Frend dijo: "La batalla va a estar ganada cuando se encuentre al responsable, que la Justicia busque al responsable", algo que ahora, con el caso prescripto, no podrá suceder.

A partir del lunes, cuando se cumplen 15 años del crimen, por más que cualquier persona se presente para confesar, para aportar pruebas, o para delatar a el o la homicida de Solange, eso no tendrá ninguna validez porque con la acción penal prescripta, el caso quedará impune

¿Por qué acusaron a Lucila Frend?

El 10 de enero de 2007, Solange Grabenheimer fue hallada asesinada de cuatro puntazos en el cuello en su cama del PH de Güemes 2280, donde convivía con su amiga Lucila "Luli" Frend.

La autopsia detectó una serie de lesiones lineales en el cuello que pudieron haber sido producto de un estrangulamiento a lazo o efectuadas con el lomo del cuchillo y concluyó que la muerte se dio por el shock hipovolémico por la hemorragia de las puñaladas.

Aquel día, Lucila se retiró a las 7.30 de la mañana rumbo a su trabajo en un laboratorio de San Fernando y ya a las 23, preocupada porque Solange no llegaba a un cumpleaños, convenció a dos amigas y al novio de la víctima a ir al PH porque suponía que algo malo le había ocurrido, y en ese momento encontraron el cadáver en la habitación.

La clave de la acusación por la que el fiscal Alejandro Guevara la llevó a juicio oral fue la data de muerte que, según estimó el primer médico que arribó a la escena del crimen, fue entre la 1 y las 7 de la mañana, momento en el que ella aún estaba en el PH.

Guevara logró recolectar un cúmulo de indicios que comprometían a Frend, pero no pruebas testimoniales o científicas directas y contundentes.

Incluso, el fiscal organizó con peritos de Gendarmería Nacional una reconstrucción del hallazgo del cadáver en la misma escena del crimen y hasta con una actriz maquillada ensangrentada como la víctima, que se grabó en video, pero que fue declarada parcialmente nula por el juez de Garantías Orlando Díaz, al advertirse que en la diligencia Frend actuaba como testigo y la obligaban a realizar acciones que la autoincriminaban.

Frend fue para el fiscal y la propia familia de "Sol" la principal sospechosa porque habría estado en la casa al momento del crimen, la relación entre ellas supuestamente estaba desgastada, montó una escena para ser parte del hallazgo del cadáver e introdujo en sus declaraciones a otros sospechosos.

Pese a estar acusada de un delito gravísimo como "homicidio calificado por ensañamiento y alevosía", con pena de prisión perpetua, nunca estuvo presa por el caso.


Seguinos en Google news
Si te gustó esta nota podés compartirla

Comentarios

Helueni