El tiempo - Tutiempo.net
Sábado 31 de Octubre de 2020

Por Carlos del Campo

El asesinato de José Rucci, el más contundente ataque a Perón y al Pueblo argentino

Perón, viejo y enfermo, asistió al velatorio y al sepelio. Se lo vio muy mal, le dijo a la esposa de Rucci "me mataron al hijo, me cortaron el brazo derecho".

First slide
Era el mediodía del 25 de septiembre cuando el Secretario de la CGT José Ignacio Rucci cayó bajo las balas al salir de un departamento de Avellaneda y Nazca que le prestaba un colaborador para evitar los viajes diarios a Ramos Mejía donde tenía su vivienda que estaba pagando.

Un día antes había hablado por LR2 Radio Argentina, en un mensaje que debiera ser escuchado y analizado por los jóvenes compañeros de hoy. Su esposa Coca había regresado a las 09 horas de hacer unas compras y observó que 2 personas jóvenes, bien vestidos, ingresaban a una vivienda contigua en venta; poco después ingresaron otros tres asesinos quienes simulando ingresar materiales de obra y pintura que introdujeron armas largas.

Roberto Quieto (FAR), quien tres semanas después suscribió una alianza con Firmenich en el acto de Plaza Vélez Sarsfield de Córdoba, había dicho: "No alcanza con el regreso de Perón" la violencia era el único camino posible. Por su parte Firmenich terminó su discurso diciendo "nosotros vamos a golpear donde menos lo esperen y donde más les duela" (El Descamisado, 23/10/73)

El día 23 el 62% de los argentinos habían votado por Perón afirmando la Unidad Nacional. Rucci señaló que "con esto se da reinicio a la revolución Justicialista interrumpida en 1955" aún cuando Perón advertía "que resulta perniciosa la subsistencia de pretensiones liberales injustas tanto como la acción de grupos izquierdistas similares a los que en países hermanos contribuyeron a abortar una política popular".

Perón, viejo y enfermo, asistió al velatorio y al sepelio. Se lo vio muy mal, le dijo a la esposa de Rucci "me mataron al hijo, me cortaron el brazo derecho". Efectivamente, la acción de la oligarquía y el imperialismo, como siempre coaligados, no encontró receta mejor para terminar con Perón que la acción de los terroristas en nombre de la revolución.-

El autor: Carlos del Campo es dirigente politico, conferencista y editor.
Si te gustó esta nota podés compartirla

Comentarios

Helueni