El tiempo - Tutiempo.net
Miércoles 25 de Mayo de 2022

Por Ignacio Brusco

Voces.

La importancia de los perros en nuestras vidas

Competencia social y apego son dos de las características centrales de la relación. Su comunicación la visión es un elemento esencial. Ricky Gervais y la actitud del perro de la serie After Life.

First slide

Los perros son mejores que los seres humanos porque saben, pero no dicen". Emily Dickinson


Es actualmente muy estudiada la relación entre el homo sapiens y los perros. Sustentan esta relación dos procesos claves que nos acercan a nuestro mejor amigo. Uno de ellos es la gran capacidad para sustentar la "competencia social" lo que le permite a los perros aprender de los humanos; es decir de una especie diferente. Así, un perro labrador aprende a llevar a un ciego en un trabajo colaborativo entre ambos.

El segundo es el "apego" que presentan los canes con la especie humana, otra originalidad de la biología de conducta, acercando cognitivamente dos especies diferentes. El apego se asemeja a la relación padres-hijos humanos, con la que los niños acompañados de un familiar cercano se sienten seguros para experimentar y aprender.

En algún momento de la evolución sucedió que un nuevo lobo se relacionó con el humano: ese animal simbiótico al homo-sapiens fue el canis lupus familiaris o, como lo conocemos habitualmente, el perro.

Se conocen varios estudios en los que se describió que esta relación entre dos animales trasciende lo racional. Fue desarrollado un sistema de comunicación visual, emocional y endócrino entre los canes y el humano; ambos se comunican visualmente, aumentando la secreción de la hormona oxitocina en las dos especies.


Contacto visual

La oxitocina es regulada por el sistema nervioso central y se relaciona con el comportamiento social y el placer. Es decir, se establece una relación entre ambos cerebros mediante el contacto visual. Esto es descripto en otros animales domésticos, como el gato, con el cual sucede algo parecido aunque en menor escala.

Sin embargo, no siempre fue así: hace tiempo se planteó al lobo como el antecesor del perro y se pensó que el perro había surgido de una de las ramas de la evolución del mismo. A su vez, se creyó que en la evolución del humano, desde sus antecesores "homos" (que ya eran cazadores recolectores), este iba dejando restos alimentarios y los lobos seguían a ese prehumano como animales carroñeros, estableciendo una relación clave para evolucionar conjuntamente: el primate prehumano en homo sapiens y el lobo en perro. Se ha planteado actualmente que el lobo en realidad no es un precursor del perro, sino que es un primo evolutivo. Es decir que tuvieron un ancestro común y, a través de una mutación de hace entre 18.000 y 32.000 años, nació una nueva especie, un animal que podía obedecer al hombre.

La agricultura comenzó hace aproximadamente 12.000 años; la domesticación del perro habría precedido al fenómeno de sedentarismo agricultor del hombre.

La relación entre el can primitivo y el homo sapiens podría haberse producido cuando el humano cazador-recolector era seguido por este animal, predecesor del perro, que tenía un aplanamiento de hocico y dientes, dando la impresión de un animal menos feroz que el lobo. A diferencia de este último que, aun domesticado, no obedece al humano, el nuevo animal obedecía al hombre.

Pudo haber sucedido que no sólo lo acompañó, sino que lo ayudó a descubrir, cazar y recolectar a las presas. Algunos científicos plantean que este hecho fue definitorio para que el hombre pudiese pervivir, contrariamente al neandertal que hoy ya no existe.


Tumbas compartidas

Se han encontrado tumbas de humanos de más de hace 14.000 años en las cuales el hombre era enterrado con perros. Es decir que al rito funerario, de gran importancia para el hombre prehistórico, se le sumaba su compañero, que parece haber sido esencial para su sobrevida. Pero al contrario de los perros, que suelen ser agradecidos, sucedió que cuando el hombre se hizo sedentario y agricultor ya no lo valoró como parte de su vida, los rituales funerarios para su mejor amigo desaparecieron. Ya no se encontraron perros enterrados con humanos.

Debe replantearse el concepto de que estos animales son predominantemente olfatorios (típico en los mamíferos superiores), pues en su comunicación la visión es un elemento esencial. Así, con el hombre mantiene un contacto visual que se asocia a mensajes cerebrales. Se ha demostrado que el perro genera una clara identificación visual, como una especie de pensamiento abstracto que consiste, por ejemplo, en una capacidad de clasificación: el reconocimiento de otros perros (que son muy diferentes) a través de fotos y sin la utilización del olfato es una prueba de esta función.

El perro es históricamente el animal con mayor simbiosis con el ser humano. Esta unión puede investigarse y ser utilizada en la enseñanza escolar y en terapias con pacientes, entre otras situaciones.

Investigaciones de Resonancia Funcional del Cerebro describen que el perro y los humanos comparten zonas de comprensión de tono musical de las palabras y de la emocionalidad de las mismas. Probable conjunción que realiza una especie de intersubjetividad (si se puede hablar de subjetividad perruna) entre especies distintas. Pero que se acompañan evolutivamente desde hace mucho tiempo.


After Life y el perro de Ricky Gervais 

El actor y creador de la serie After Life sumó un capítulo más, pero esta vez real, a su amor por los animales y a los perros en particular. Gervais participó el lunes junto  Alex Jones y Alex Scott en The One Show del lunes  para hablar sobre el gran éxito de su serie de Netflix After Life, que estrena la tercera temporada.

Al mencionar la razón detrás del espectáculo y la inspiración que obtuvo de cómo se sentiría si perdiera a su esposa Jane, Ricky mencionó que quería morir antes que ella. Al decir esto, su compañero canino Anti lo miró, comenzó a lamerlo a modo de mimos y salió corriendo.

El capítulo final de After Life fue lanzado en Netflix el fin de semana y se ha reproducido 100 millones de veces, lo que la convierte en la comedia británica más popular en una década. 


Si te gustó esta nota podés compartirla

Comentarios

Helueni