El tiempo - Tutiempo.net
Sábado 08 de Agosto de 2020

Entrevista

Cuerpo y alma

Cambios. Transformaciones. Mutaciones. Búsquedas. Despertares. Un poco de todo eso, pero no sólo un poco de todo eso confluye en la obra de Carla Vergara, joven artista riojana que ya supo inscribir su nombre en el concurso regional del Salon de Pintura, en el año 2018 y que persiste en su camino por descubrir el despertar de un mundo, de un universo repleto de lìneas y de colores sobre un lienzo que es, para ella, tierra fértil.

02-7-2020 21:14
First slide

POR FERNANDO VIANO


Lo que se ve y lo que no pueden habitar, confluir en un mismo lienzo como resultante de un proceso que, previamente, se debatió en el campo de batalla de la mente y las sensaciones, en esa búsqueda constante de lo que está siempre esperando, entre la lucidez y lo desconocido, tendiendo puentes uno y otro hacia territorios inexplorados, aunque tantas veces descubiertos en lo inconsciente o en lo onírico que obliga a preguntarse: ¿Cuántas vidas pueden caber en una sola vida? ¿Cuántos cuerpos pueden caber en un solo cuerpo? ¿Cuántas almas? ¿Cuántas miradas hay para un único paisaje, para un único cuadro?

Cuando Carla Vergara busca respuestas en su interior, sus ojos se agigantan en lo profundo de una reflexión que la recorre y estremece por completo, para desembocar luego entre su manos que dan forma a las figuras que la sostienen, criaturas que nacen de una visible delgadez que, por momentos, parece quebrarse, pero que se afirma cada vez más sobre esa base irreemplazable del aire que se desprende de entre los contornos de sus dedos, como pinceles inventándose un cielo posible para el vuelo libre del arte. 


No hay secretos en ese llamado, en esa voz introspectiva que la nombra y que la invita al encuentro con el despertar de un mundo, de un universo repleto de líneas y de colores sobre un blanco que es tierra fértil para el cultivo de una obra que lleva en sí misma lo propio de una identidad que va dejando huellas en un recorrido reciente pero amplio, cercano pero profundo, tan intenso como atemporal. En definitiva, tan suyo. 

"Desde chica que me gusta dibujar", afirma sin dudar a 1591 Cultura + Espectáculos cuando se le pregunta por los comienzos de su relación con el papel y el lápiz. Pero de inmediato agrega: "ya de más grande empecé a pintar; lo tomaba como un ingreso, pintaba mates, macetas, cuadros, cosas más comerciales si se quiere, no tan vinculadas al arte como expresión". Posteriormente, cuenta, "empecé un taller con Diana Guzmán, en La Nube, en 2016. Ahí es como que se me abrió la cabeza. Encontré un montón de técnicas, un montón de significados en los dibujos". 

Actualmente, Carla estudia el Profesorado de Artes Visuales (cursa el tercer año), pero anteriormente cursó la carreta de Trabajo Social, hasta cuarto año. "En la toma de la UNLaR -recuerda- era la delegada de mi carrera y tuve como una revelación; pintaba las banderas de casi toda las carreras. Luego me uní a Acción Poética y estuve varios años con los chicos. Me fui tirando para el lado del arte y con Diana (Guzmán) se produjo la ruptura, cuando me invitó al ARTEBA para hacer un recorrido por los museos. No conocía a nadie. Lo pensé mucho y finalmente decidí ir. Nunca había estado en museos tan grandes, en muestras tan grandes. Fue impactante para mí y me dije que le quería dedicar mi vida al arte; esto me llena. Y al año siguiente (2018) comencé el profesorado en el ISAC".