El tiempo - Tutiempo.net
Martes 03 de Agosto de 2021

Por Julio Aiub Morales

Dudas

Un corte en la semana- Escribe: Julio Aiub Morales

First slide

 Mientras la justicia con competencia electoral va despejando dudas inaplazables e imperiosamente cercanas, hay otras dudas que sobreviven y que solamente podrán despejarse cuando culmine el proceso eleccionario actual con la consagración de los candidatos electos.

Ayer la Justicia Electoral Nacional con asiento en la Capital Federal despejó una duda y dio por válida la intervención del Pro La Rioja dispuesta por el presidente del Consejo Directivo del Pro Nacional y dejó en firme la designación del dirigente catamarqueño Carlos Molina Olivera, quien ya estuvo en La Rioja y recibió críticas del sector del diputado Julio Sahad por haberse reunido primero con dirigentes de la UCR antes que al mismo Pro.

La razón por la cual Molina tenía apuro por juntarse, sobre todo, con la apoderada de la UCR, Cristina Salzwedel era para firmar la adhesión a la nueva alianza electoral denominada  "Juntos por el Cambio - Cambia La Rioja", integrada fundamentalmente por la UCR y el Movimiento Norte Grande, cuya referente principal es la secretaria Tere Luna.

Pero también ayer, en La Rioja, el juez federal con competencia electoral, Dr. Daniel Herrera Piedrabuena y secretario Víctor DArdo Herrera, despejó dos dudas, en sendas resoluciones condensadas en 11 páginas. La primera referida al uso de "nombre, emblemas y colores identitarios" de las alianzas opositoras presentadas.  

Intimó a los radicales a que en doce horas cambien nombre, emblemas y colores, lo cual había sido impugnado por el partido Unir, porque aquellos atributos "no pueden ser usufructuados sin la conformidad de todos" los que en su momento fueron parte" de la alianza. El partido FE, que estuvo originariamente pero ahora está en el frente peronista, tampoco dio su consentimiento.

También había sido impugnada la integración del Pro y del ARI, a la alianza radical-Norte Grande, porque el acta de adhesión tenía fecha 15 cuando el plazo había vencido el 14 de julio ppdo. Pero tomando un fallo de la Corte Suprema, el juez decidió que el Pro y ARI "actúen como simples adherentes" de la nueva alianza, aunque "sin posibilidad de integrar los órganos directivos (autoridades), junta electoral o en la distribución de aportes partidarios". Lo cual quiere decir que no puede ser miembro activo de la nueva alianza, ni tampoco ser candidatos. De esta forma, esta nueva alianza puede llevar candidatos radicales, del Norte Grande y extrapartidarios. Que todo hace prever que será el diputado Juan Amado quien sea el primer candidato a diputado nacional.

Despejadas así esas tres dudas parece que Sahad perdió en Buenos Aires pero ganó aquí, puesto que él ya presentó una alianza antes que la UCR, con el partido de Felipe Alvarez. Y aunque no tenga el aval oficial del Pro, puede presentarse como candidato por esa alianza inscripta que no fue impugnada. 

Pero también hay que señalar que esta división, más allá de los empecinamientos personales locales, es parte de una dura interna que vive la oposición al gobierno del Frente de Todos. Sahad y Felipe tuvieron la inteligencia de acercarse a Rodríguez Larreta quien está en franco crecimiento dentro del Pro, pero más afuera del mismo. Inclusive en La Rioja, R. Larreta tiene muy buenos números.

Como dato vale  mencionar que aparte de la foto que hace rato se sacaron juntos, el pasado lunes compartieron un almuerzo en la sede del gobierno porteño con R. Larreta, mesa en la cual también estuvo María Eugenia Vidal. Sahad sabe que si se recuesta en el presidenciable Larreta, siempre tendrá la posibilidad de jugar una mano más.

Donde parecen las aguas más tranquilas son en el oficialismo, donde faltaría un nombre o dos para completar los cuatro que deben presentarse el sábado, puesto que estaría casi confirmado que el diputado Ricardo Herrera sería quien secunde a Gabriela Pedrali. De forma tal de sumar a la dirigencia chileciteña al trabajo electoral concreto.

Pero Carlos Santader dice que también presentará lista, con lo cual obliga al oficialismo a realizar sus propias Paso. Santander si bien sabe que es una quimera enfrentar al aparato oficial, también recuerda que no le fue tan mal, cuando hace muchos años enfrentó a Eduardo Menem y luego al propio Carlos Menem. Por lo pronto, recibe apoyo de otro "disidente" del oficialismo nacional, que es Rodríguez Saa ahora aliado con Ruben Mariotto.

A pesar de que en el gobierno hay confianza en el triunfo en las Paso, frente a las dos alianzas opositoras, no dejan de tener dudas respecto de las generales. Por aquello de que la clase media es reacia al quintelismo. Para colmo, entre Paso y generales estará la elección de la Unlar en octubre. Si bien es un territorio reducido, bien puede servir de test de esa clase media. Habrá que ver quienes festejan para sacarse las dudas.


Si te gustó esta nota podés compartirla

Comentarios

Helueni