Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
Internacionales

Francia quedó a un paso de prohibir el lenguaje inclusivo: Macron apoya la iniciativa

El Senado francés aprobó, con una amplia mayoría, un proyecto de ley que pretende anular la validez de cualquier documento que utilice el lenguaje inclusivo.

221 senadores de Francia (mayormente de derecha) se impusieron a los 82 que estaban en contra y aprobaron un proyecto de ley que apunta a restringir el uso oficial del lenguaje inclusivo. Ahora, resta que la iniciativa se vote en la Asamblea Nacional, de conformación más variada.

El proyecto parlamentario pretende anular cualquier acto jurídico escrito en lenguaje inclusivo, incluidos los contratos de derecho privado. Además, prohibiría su utilización en publicaciones de personas con cargos públicos o con una misión de servicio público.

Esto se debe, según explicó la Cámara Alta francesa, a que esa forma de expresarse dificulta la lectura y la pronunciación, así como transcribir oralmente todos los textos. Además, el comunicado expedido por la cámara, advierte consecuencias en los niños para aprender el lenguaje, por lo que lo considera "una amenaza para la lengua francesa".

Macron, a favor de la ley

El presidente francés, Emmanuel Macron, no se quedó fuera de la polémica y se pronunció sin dejar dudas de su postura. En contra de la modalidad que tiende a diluir los géneros, expresó: "En francés, el masculino es lo neutro", ya que puede representar tanto a hombres como mujeres.

La opinión de Macron está respaldada por su esposa Brigitte, exprofesora de literatura, quien también se opone a la utilización de un lenguaje inclusivo. Así, comulga con las ideas del presidente, quien afirmó que Francia es "un país que se unificó por la lengua", ya que construyó "la unidad de la nación” y es “un cemento” que explica la relación del país con los valores republicanos.

Por lo tanto, el hombre de 45 años instó a no ceder ante "los aires de los tiempos", ya que considera que esta forma de lenguaje, impulsada mayoritariamente por el movimiento feminista, es una moda: "No necesitamos añadir puntos en medio de las palabras para que se entienda mejor. No hay que ceder a las modas”, expresó.

INTERNACIONAL FRANCIA

Comentarios

Te puede interesar

Teclas de acceso