Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
Internacionales

Un nuevo atentado en París pone en alerta la seguridad de cara a los Juegos Olímpicos de 2024

Las autoridades locales analizan distintas variantes para custodiar a la capital francesa de posibles ataques.

Las autoridades parisinas están en estado de alerta desde el ataque yihadista ocurrido en la capital francesa en zonas cercanas a la torre Eiffel que terminó con la vida de un turista alemán de 23 años de nacionalidad filipina. El sospechoso es Armand Rajabpour-Miyandoab, exconvicto que además hirió a un turista inglés y a un adulto mayor francés con un martillo.

Los dos heridos "están en buenas condiciones" físicas, dijo el ministro de Sanidad de Francia, Aurélien Rousseau.

Rajabpour-Miyandoab, un francés de padres iraníes que nació hace 26 años en una zona acomodada de la periferia parisina (Neuilly-sur-Seine) y vive en otra área del gran París (Essonne), está bajo custodia policial como principal sospechoso del ataque. En este sentido, la Fiscalía Nacional Antiterrorista abrió una investigación sobre los hechos.

El ataque que ocurrió en lugares donde se esperan millones de espectadores durante los Juegos Olímpicos que se celebran en 2024, provocó las primeras dudas e inquietudes por parte de las autoridades. Frédéric Péchenard, el vicepresidente de la región parisina Ile de France, expresó al canal Franceinfo que permanecen "una serie de riesgos" y exhortó a las autoridades a "tener un plan B".

Cómo fue el ataque

Según las autoridades, Rajabpour-Miyandoab, quien ya cumplió cuatro años tras las rejas entre 2016 y 2020 por la planificación de un ataque, acuchilló sobre las 21 horas del sábado al turista alemán, que trabajaba como enfermero, en el puente de acero sobre el Sena de Bir-Hakeim, considerado monumento histórico. El área está custodiada porque abarca los lugares de competición de los Juegos del París que se celebran dentro de 8 meses.

De acuerdo con las autoridades, Rajabpour-Miyandoab gritó durante el ataque en árabe Allah Akbar (se puede traducir como "Alá es el más grande") y habló sobre la injusta muerte de musulmanes en Gaza y en Afganistán. El joven sufre también problemas psiquiátricos, aunque no estaba tomando medicación.

Mientras el presidente de Francia, Emmanuel Macron, dio por hecho que se trataba de un nuevo atentado, el líder del ultraderechista Agrupación Nacional, Jordan Bardella, vinculó este ataque a "la falta de control migratorio" de Francia.

INTERNACIONALES ATENTADO EN PARIS FRANCIA

Comentarios

Te puede interesar

Teclas de acceso