Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
Policiales

Chubut: destituyeron a la jueza que besó en la cárcel a un preso

La magistrada de Comodoro Rivadavia fue filmada por una cámara del penal cuando besó al recluso. Ella lo había negado y dijo que lo visitó por una investigación que estaba realizando para una obra literaria.

El Tribunal de Enjuiciamiento de Chubut destituyó a la jueza en lo penal de Comodoro Rivadavia Mariel Suarez, quien había quedado filmada por una cámara de la cárcel de Trelew cuando besó a un peligroso delincuente que ella misma había juzgado por un crimen.

La destitución fue por mal desempeño al haber besado a Cristian Bustos, un peligroso delincuente quien fue acusado por el crimen de su hijo de 9 meses y el de un policía que intentó darle captura cuando estuvo prófugo, y la magistrada lo juzgó por el segundo hecho.

La decisión fue votada por el presidente del Tribunal de Enjuiciamiento y ministro del Tribunal Superior de Justicia de Chubut, Daniel Báez, la diputada provincial Claudia Williams y el abogado Miguel Ángel Barletta; mientras que la legisladora Selva Mónica Saso y la abogada María Florencia Góngora lo hicieron por la negativa.

La jueza Suarez juzgó a Bustos por el crimen cometido el 8 de marzo de 2009 al policía Leandro Roberts cuando intentaba darle captura a éste por el crimen de su propio hijo.

Como integrante de un Tribunal, la magistrada juzgó a Bustos quien fue condenado a perpetua aunque en su voto individual lo hizo por una pena mínima.

Luego del veredicto, en diciembre de 2021, quedó registrada en el libro de visitas el ingreso de la jueza al penal de Trelew y luego el beso que se dieron aunque ella siempre lo negó.

El Superior Tribunal de Justicia (STJ) de la provincia de Chubut comprobó que la magistrada de Comodoro Rivadavia ingresó a visitar a Bustos el miércoles 29 de diciembre de 2021, un día después de la última condena en el juicio que ella presidió, y el jueves 30 de diciembre del mismo año al IPP de Trelew por casi tres y dos horas, respectivamente, “con la finalidad de escribir un libro”, en el marco de una supuesta labor académica.

Las cámaras de la sala donde se concretaron los encuentros los expusieron: en las imágenes se ve a la magistrada y al preso que se abrazan, se toman fotos y, aparentemente, se besan en la boca, además de compartir un mate y alimentos. Un oficial del IPP denunció el hecho ante sus superiores y se produjo un escándalo.

Además, en su segunda visita, -a la que accedió exhibiendo su credencial de jueza- Suárez y el interno, conociendo la disposición de las cámaras, se sentaron uno al lado del otro en el piso, en un punto ciego donde no podían ser captados. La jueza dijo que había sido para enchufar su celular y su computadora.

Para el Tribunal la actitud de la magistrada fue “indecorosa” y constituye la causal de mal desempeño en sus funciones.

JUSTICIA CHUBUT JUEZA DESTITUIDA

Comentarios

Te puede interesar

Teclas de acceso