Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
Policiales

Crimen en Vichigasta: Una madre recordó el crimen de su hijo y lo comparó con el caso de Emir

Bárbara Moreno es la madre de Lucas Martínez, que fue asesinado en el 2015 en Famatina, cuando tenía 11 años y lo comparó con el asesinado ocurrido hoy en la localidad chileciteña. "Me entristece saber que hay bestias sin corazón que asesinan como si nada a niños. Tendría que existir la pena de muerte en Argentina, si mata tiene que morir", publicó en Facebook.

El crimen de Emir, el nene de 13 años que fue asesinado en la madrugada de este domingo en la localidad de Vichigasta, conmociona al departamento de Chilecito y a toda la provincia de La Rioja.

En ese marco, se expresó en las redes sociales la madre de Lucas Martínez, un niño de 11 años que fue asesinado en el 2015 en Famatina, en circunstancias similares.

"Muy triste, así también mataron a mi hijo luquitas por robarle la bici y jamás se hizo justicia. Me entristece saber que hay bestias sin corazón que asesinan como si nada a niños. Tendría que existir la pena de muerte en Argentina, si mata tiene que morir", publicó en su cuenta de Facebook.

El caso de Lucas Martínez

La cobertura del Clarín por el caso de Lucas Martínez

Lucas Martínez tenía apenas once años. Había salido a andar en su bicicleta por el pueblo y, en un momento, se perdió de vista. Lo que siguió fueron doce horas interminables y desesperadas de búsqueda, hasta que llegó la noticia más terrible: su cuerpo estaba en un basural municipal. Lo habían vejado y asesinado de una forma brutal. La conmoción fue aún más grande cuando se supo que el asesino había sido otro chico, de 14 años, que lo había matado para robarle la bici. La investigación, de todas formas, todavía tiene puntos por aclarar. Y algunos apuntan a la familia del acusado.

El crimen ocurrió el 27 de enero en Famatina, un pueblo de unos 2.500 habitantes situado a 85 kilómetros de la capital de La Rioja, referente turístico de esa provincia y escenario de importantes protestas contra la minería a cielo abierto. Se trata de un lugar acostumbrado a las movilizaciones, que ahora está de pie por este asesinato.

Allí vivía Lucas junto a sus padres y a sus dos hermanos, en el barrio Niño de Hualco. La investigación determinó hasta el momento que el nene fue asesinado por un vecino suyo, un adolescente de apenas 14 años ¿El móvil del crimen? A primera vista, el robo de la bicicleta.

Siempre según la causa, luego de matar a Lucas, el adolescente enterró el cuerpo en el basural municipal. Más tarde, desarmó la bicicleta del chico e intentó venderla por partes. El acusado –que habría confesado ante la Policía–, fue detenido y quedó alojado en la localidad de Chilecito, también en La Rioja.

De todas maneras, la familia de la víctima encabezó varias protestas reclamando justicia y exigiendo que se investigue también al entorno cercano del adolescente.

“El cuerpo de mi hijo habla por sí mismo, por todas las lesiones que tenía”, le detalló a Clarín Bárbara Moreno, la mamá de la víctima. Según describió la mujer, su hijo recibió golpes en la cabeza, pero también tenía varias heridas cortantes y la sospecha es que además fue víctima de un abuso sexual. Ante ese panorama, la familia sostiene que es imposible que todo eso lo haya hecho una sola persona. Y mucho menos, un adolescente de 14 años.

“Mi hijito era un niño inocente que salió a andar en bicicleta. Mataron a mi bebé como si fuera un animal. Acá también está implicada la familia de este chico y quiero verlos presos, ellos son cómplices. Lucas tenía una vida por delante”, señaló la mamá.

Aquel miércoles 27 de enero, Lucas salió en la bici que le habían comprado meses atrás como premio por las buenas calificaciones en la escuela. “Mi hijo andaba de acá para allá en esa bicicleta. Me asomé tipo 12.30 y ya no lo vi. Salí a la esquina, preocupada porque él siempre avisaba. Lo busqué y nada. No aparecía por ningún lado, hasta que nos dijeron que lo habían visto con este chico. Fuimos a la casa, pero no contestaba nadie. Fuimos varias veces, hasta que nos atendió él mismo”, recordó.

“Nos dijo que no había estado con Lucas, pero nos lo tuvo que terminar admitiendo porque lo habían visto con él”, contó Bárbara.

POLICIALES CRIMEN DE EMIR VICHIGASTA LUCAS MARTINEZ MADRE

Comentarios

Te puede interesar

Teclas de acceso