Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
Política GOBIERNO

Continúan los trabajos en la “Rotonda de El Chacho”

Jorge Escudero, titular de Vialidad provincial, desmintió rumores de paralización en la obra que se ejecuta en el sur de la capital. Economistas nacionales destacaron la importancia de la obra pública para la economía nacional.

A raíz de que en redes sociales circuló la versión de que la obra del distribuidor vial de la rotonda Chacho Peñaloza se haya paralizado, el titular de Vialidad Provincial, Jorge Escudero expresó que hasta el momento “no hay ningún pedido de la empresa para paralizar la obra” y detalló que en este último tiempo “hubo un pedido para modificar el plazo para concluir con el trabajo”.

En comunicación con una radio local, Jorge Escudero se refirió a los rumores vinculados a que la obra del distribuidor vial rotonda Chacho Peñaloza se haya paralizado.

“Hasta ayer (lunes), hablé con la gente de la empresa y hablamos sobre los pasos a seguir en la obra”, reveló Escudero y reconoció que solamente “hubo un pedido para modificar el plazo para concluir con la obra, con lo cuál la obra concluirá en los próximos 3 meses”.

El titular de Vialidad señaló que “próximamente se colocarán las prelosas y después la construcción de lo que seria la viga transversal”.

Escudero señaló que “desde la empresa nos hablaron de la dificultad para conseguir una grúa para levantar la prelosa y darle continuidad a la obra del puente”.

La importancia de la obra pública para la economía

Las obras públicas “son centrales para la dinámica económica del país” porque “mejoran las conexiones, la accesibilidad, la infraestructura, y generan competitividad sistémica”, coincidieron economistas en relación a la propuesta del presidente electo Javier Milei de suspender las mismas y estimular la inversión privada.

El economista de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), Martín Burgos, sostuvo en diálogo con Télam que “las obras publicas son centrales para la dinámica económica del país, porque mejoran las conexiones, la accesibilidad, la infraestructura, y generan competitividad sistémica”.

Éstas no tienen una rentabilidad fácilmente medible porque los que circulan en una ruta no siempre lo hacen para un negocio y los que lo hacen por negocio no queda claro el costo que eso representa, y esa es la razón por la cual lo suele hacer el Estado y se cobra un peaje”, contempló Burgos.

En este sentido, recalcó que “es muy probable que el privado no pueda hacer esas obras y en todo caso deberían planificarse en el marco de un plan integral para evitar superposiciones”.

“El financiamiento de largo plazo para obras que duran mucho tiempo es clave, y casi siempre recae en el Estado o en bancos estatales, con lo cual es inevitable el apoyo estatal”, enfatizó.

Por su parte, el economista y director de EPyCA Consultores, Martín Kalos, afirmó que “pensar la obra pública solamente como inversión privada es un problema” porque “hay obras que no haría nunca el sector privado porque no tiene ganancia económica necesariamente pero a nivel social sí”.

“Puede ser un bien público cuyo beneficio no puede monopolizarse ni captarse plenamente y una vez que se lo das a alguien se lo estás dando a todo el mundo”, argumentó.

OBRAS GOBIERNO

Comentarios

Te puede interesar

Teclas de acceso