Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
Sociedad 40 AÑOS DE DEMOCRACIA

Día de la Restauración de la Democracia: ¿Por qué se celebra el 10 de diciembre?

En el año 2007, el Congreso de la Nación, por Ley Nº 26323, declaró el Día de la Restauración de la Democracia como símbolo del retorno al Estado de Derecho.

En nuestro país, luego de siete años de una dictadura cívico-militar, el 10 de diciembre de 1983 asumió Raúl Alfonsín. Fue el primer presidente elegido por el pueblo en esta nueva etapa. Con su llegada al poder, se consolidarían las bases de la democracia y la Argentina se colocaría como ejemplo de justicia transicional.

Por tal motivo, es que en el 2007, el Congreso de la Nación, por Ley Nº 26323, lo declara el Día de la Restauración de la Democracia, como símbolo del retorno al Estado de Derecho, promoviendo los valores democráticos, resaltando su significado histórico, político y social.

La Declaración Universal, por su parte, marca un hito en la historia de la humanidad. Fue la primera vez que los países acordaron las libertades y los derechos que merecen protección universal para que todas las personas vivan su vida en libertad, igualdad y dignidad.

Ese texto (traducido a 370 lenguas y dialectos) reafirma principios de justicia, universalidad, interdependencia, no discriminación, entre otros. En conmemoración de este hecho, cada 10 de diciembre se celebra el Día Internacional de los Derechos Humanos.

Vuelta a la democracia

Un 10 de diciembre de 1983, pero con una absoluta vigencia en nuestra actualidad, ante los representantes de la nación, y previo al encuentro con una multitudinaria concurrencia que lo esperaba en Plaza de Mayo, decía Raúl Alfonsín que "la circunstancia no es propicia para la retórica. Es la hora de la acción y de la acción fecunda, decidida, comprometida e inmediata. Es la hora de hacer, de hacer bien, de hacer lo que la República reclama y el pueblo espera".

"Los pueblos, como los hombres, maduran en el sufrimiento y no seríamos dignos del nombre de pueblo si no fuéramos capaces de aprender la lección del dolor. Lo primero que no debemos olvidar es que lo más valioso que tiene nuestro país son los hombres y las mujeres que lo habitan. No es el petróleo, ni las vacas, ni el trigo, ni las fábricas, sino el trabajo y la capacidad de creación de todos y cada uno de nuestros habitantes lo que da sentido y riqueza a nuestra Argentina, como a cualquier otra nación del mundo", fue otra parte del discurso de Alfonsín aquella jornada.

40 AÑOS DE DEMOCRACIA EFEMÉRIDES

Comentarios

Te puede interesar

Teclas de acceso