Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
Sociedad CRIMEN Y JUSTICIA

Juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa: en el primer día de alegatos, la fiscalía y la querella pidieron perpetua para todos los acusados

Consideraron a los ocho rugbiers coautores del homicidio. Hablaron de que actuaron con alevosía y con un plan para matar. La acusación pidió que se investigue a TIC y Guarino por falso testimonio. Este jueves alega la defensa.

Los fiscales que intervienen en el juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa, ocurrido el 18 de enero de 2020 en la localidad de Villa Gesell, pidieron hoy que los ocho acusados de matarlo a golpes sean condenados a prisión perpetua.

Tras un alegato de más de tres horas ante el Tribunal Oral en lo Criminal 1 de la ciudad de Dolores, los fiscales Juan Manuel Dávila y Gustavo García consideraron acreditado que Máximo Thomsen (23), Enzo Comelli (22), Matías Benicelli (23), Blas Cinalli (21), Ayrton Viollaz (23), y Luciano (21), Ciro (22) y Lucas Pertossi (23) son coautores del delito de "homicidio agravado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas, en concurso ideal con lesiones".

Hoy comenzó la etapa de alegatos en el juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa, la cual ofrecerá a su vez la última chance de expresarse para los ocho imputados y brindará la posibilidad de hablar a los padres de la víctima una vez más antes de la sentencia.

También los papás de Fernando e incluso los imputados podrán hacer uso de las "últimas palabras". Estas son una garantía prevista en el artículo 368 del Código Procesal Penal bonaerense, que establece que como último acto, el presidente o la presidenta del tribunal "preguntará a la persona imputada, bajo sanción de nulidad, si tiene algo que manifestar" y luego "cerrará el debate".

Fuentes judiciales indicaron que no se trata de una declaración sobre los hechos imputados, como la que los acusados tienen derecho a brindar en cualquier momento durante la etapa de recepción de la prueba en el juicio, sino una instancia que ofrece la posibilidad de realizar alguna consideración breve una vez que hayan finalizado su actuación todas las partes y antes de que los jueces pasen a deliberar.

Ayrton Violllaz: "Agredió físicamente a Fernando", dijo el fiscal Juan Manuel Dávila, quien además indicó que tenía lesiones en sus nudillos de mano derecha. También, expresó que Viollaz se interpuso entre Fernando Báez Sosa y los amigos de éste, impidiendo que vayan a socorrer a la víctima y por eso lo calificó de "coautor". "Señores jueces, si Viollaz no hubiese estado en ese sector, no queda duda que pudieron los amigos ir a auxiliarlo a Fernando y evitar que lo maten", interpeló la fiscalía. Ciro Pertossi: también lo consideró coautor del delito de homicidio doblemente agravado. "Le propinó una patada a Fernando", señaló Dávila.

Matías Benicelli: "Le pegó a Fernando patadas cuando estaba en el piso y estaba en el sector donde fue agredido. Fue una patada, ratificó, que hizo que Fernando no se levantara más". También remarcó que manchas hemáticas de Fernando estaban en prendas d de éste acusado, entre ellas las zapatillas asociadas a las patadas. "No quedan dudas de la coautoría".

Luciano Pertossi: "Participó en calidad de coautor, tuvo posibilidad de emprender y detener el curso del delito". También lo calificó de coautor de homicidio y remarcó que él tenía marcas de ADN de Fernando en sus prendas. Blas Cinalli: sostuvo la fiscalía que Fernando Báez Sosa tenía en su dedo meñique de la mano derecha, ADN de Blas Cinalli y por eso dio por hecho que "agredió" físicamente a la víctima. Fue "coautor de homicidio", agregó. Enzo Comelli: "También obró como coautor", añadió. "Casi al unísono es golpeado por Comelli y por Ciro Pertossi, de forma simultánea", sostuvo. Añadió que fue -según un testigo- uno de los que le pegó a Fernando cuando estaba en el piso. Lucas Pertossi: "Era la persona que filmó y estuvo entre ocho y diez segundos al lado de Fernando". "Él le pegó a Fernando", acotó. Recordó que él fue quien envió el mensaje al grupo de rugbiers informando que la víctima "caducó". Máximo Thomsen: También fue coautor del hecho. "Se ve como Thomsen le pega a Fernando", dijo. "Hubo 23 testigos presenciales del hecho, tenemos prueba pericial de Thomsen, como ser la zapatilla" que quedó plasmada en el rostro de Fernando Báez Sosa.

Burlando dijo que están "conformes" con alegato de la fiscalía

El abogado Fernando Burlando, quien representa a los padres de Fernando Báez Sosa, dijo esta tarde que están "conformes" con el alegato de la fiscalía y adelantó que durante la exposición de particular damnificado habrá alguna otra sorpresa más.

"(Estamos) Conformes y evidentemente esto habla de que hay una opinión muy similar (con el particular damnificado)", afirmó Burlando a la prensa durante el cuarto intermedio dispuesto por el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de Dolores, a cargo del debate.

Y agregó: "Es factible que vayamos acompañando a la fiscalía y tenemos alguna otra sorpresa mas".

"La fiscalía dijo algo muy interesante: 'No caigamos en la fascinación de las cámaras, de las filmaciones', porque esto no lo filmó un director de cine, hay cuestiones que se filmaron como se pudo y obviamente lo que se ve son distintas situaciones pero enlazadas no las tenemos, quien enlaza todo esto son los testigos", indicó el abogado.

Antes del inicio de los alegatos de la fiscalía, el letrado ya había adelantado que en su exposición presentará un video con las imágenes ya incorporadas a la causa para sostener las acusaciones y adelantó que pedirá que se investigue por falso testimonio a al menos cuatro personas que declararon en el debate.

El debate oral se extendió a través de 13 jornadas de presentación de pruebas y el testimonio de 87 personas, entre ellos familiares de la víctima y de los imputados, amigos de Fernando, testigos del ataque, policías, médicos, bomberos y profesionales de la salud.

Los ocho imputados aguardaban los alegatos alojados en la alcaldía de la Unidad Penal 6 de Dolores, donde fueron trasladados desde la cárcel Melchor Romero el 1° de enero, previo al inicio del juicio.

Por otra parte, Graciela y Silvino, los padres del joven asesinado, aguardan los alegatos en la ciudad de Dolores, donde el último viernes repartieron la mercadería que fue donada durante el acto interreligioso que realizaron en homenaje a su hijo al cumplirse tres años de su homicidio.

CASO BAEZ SOSA JUICIO

Comentarios

Te puede interesar

Teclas de acceso