Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
Sociedad DIÓCESIS LA RIOJA

Nuevo párroco en la Parroquia Anunciación del Señor

Es el padre Jorge Francisco Vega y, con la presencia del Obispo Dante Braida, comprometió su servicio sacerdotal al servicio de esta porción de la Iglesia. 
Agrandar imagen El párroco asumió sus funciones.
El párroco asumió sus funciones.

El domingo 11 de febrero la Parroquia Anunciación del Señor recibió con alegría la designación de su nuevo párroco, el padre Jorge Francisco Vega. Con la presencia del Obispo Dante Braida, comprometió su servicio sacerdotal al servicio de esta porción de la Iglesia.

En su homilía Monseñor Braida resaltó los muchos motivos de celebrar que este día tenía, como la canonización de Mama Antula, la conmemoración de nuestra Señora de Lourdes, el día en que la Iglesia universal dedica a orar por los enfermos, y no menor motivo de alegría para estas comunidades la designación del nuevo Párroco, quien cuidará fielmente el depósito de la fe, en el servicio evangelizador, catequístico, solidario y litúrgico. Pidió el acompañamiento de todos los laicos a la tarea evangelizadora que comprende las comunidades de San José Patriarca, San José Obrero, María que Desata los Nudos, Santa Rosa.

A su vez el nuevo párroco, al finalizar la Misa dedicó palabras de reconocimiento a quienes lo precedieron en este camino parroquial, y agradeció a cada una de las comunidades en las que estuvo antes que forjaron en su corazón la experiencia pastoral, y el amor por el servicio al que el Señor lo llamó.

“Damos gracias a Dios como comunidad por esta nueva etapa que iniciamos, que sea en espíritu sinodal, acompañándonos como pueblo de Dios a seguir anunciando a Cristo muerto y resucitado”, concluyeron desde la Diócesis de La Rioja, haciendo eco de la designación de un nuevo párrpco a la Parroquia Anunciación del Señor.

Cabe recordar que para la feligresía se transita la Cuaresma. Al respecto, el Papa Francisco indicó: “Acojamos la Cuaresma como el tiempo fuerte en el que su Palabra se dirige de nuevo a nosotros: «Yo soy el Señor, tu Dios, que te hice salir de Egipto, de un lugar de esclavitud». Es tiempo de conversión, tiempo de libertad. Jesús mismo, como recordamos cada año en el primer domingo de Cuaresma, fue conducido por el Espíritu al desierto para ser probado en su libertad. Durante cuarenta días estará ante nosotros y con nosotros: es el Hijo encarnado. A diferencia del Faraón, Dios no quiere súbditos, sino hijos. El desierto es el espacio en el que nuestra libertad puede madurar en una decisión personal de no volver a caer en la esclavitud. En Cuaresma, encontramos nuevos criterios de juicio y una comunidad con la cual emprender un camino que nunca antes habíamos recorrido”.

DIOCESIS PÁRROCO PARROQUIA BRAIDA

Comentarios

Te puede interesar

Teclas de acceso