Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
1591 Cultura + Espectáculos REFLEXIONES

Los límites y los hijos

Poner límites es un acto positivo de amor, de educación, de cuidado personal y transmite el mensaje
Bernardo Stamateas

Por Bernardo Stamateas

Comencemos por establecer la diferencia entre disciplina y castigo. La disciplina, o corrección, es un método de enseñanza; mientras que el castigo tiene que ver con la violencia y el maltrato, tan común por estos días.

¿Por qué son necesarios los límites? Porque si no tienen límites, muchos niños, jóvenes, y también adultos, provocarán problemas precisamente para encontrarlos. Por eso, es fundamental explicarles a nuestros hijos en un marco de amor el por qué de los límites y el hecho de que todos nuestros actos tienen consecuencias.

Estas son algunas ideas prácticas a la hora de ponerles límites:

• Darles el ejemplo, lo cual significa no trasmitirles un doble mensaje: decir una cosa y hacer otra.

• Mantener las vías de comunicación abiertas todo el tiempo.

• Felicitar sus esfuerzos.

• No burlarse de ellos, no descalificarlos, no disciplinarlos dos veces por el mismo error.

• No compararlos con nadie.

• No sermonearlos ni amenazarlos.

• Nunca pero nunca recurrir a la violencia física.

Poner límites es un acto positivo de amor, de educación, de cuidado personal y transmite el mensaje: “Sos importante para mí”. Para que los hijos puedan ser el día de mañana adultos responsables, personas sanas, no tenemos que tener miedo de establecer aquellos límites que consideramos necesarios. Hagámoslo siempre con tranquilidad y seguridad, en medio de un contexto de amor y respeto hacia ellos, explicándoles el por qué de tal respuesta de nuestra parte. Nuestros hijos comprenden y asimilan mucho más de lo que nosotros pensamos o creemos. El día de mañana serán personas seguras de sí mismas habiendo comprendido el valor y la importancia que tiene la palabra “sí” y “no”.

No es posible decir “sí” a todo; tampoco es saludable decir “no” a todo. Se necesita un equilibro. De esa manera el niño será capaz de construir una autoestima firme y segura. Cuando los padres les enseñamos a nuestros hijos que ciertas cosas podemos realizar y otras no porque no son buenas ni para uno mismo ni tampoco para quienes nos rodean, como por ejemplo, mentir, robar, golpear o matar, ellos crecerán como personas sanas y seguras de sí mismos. De esta manera, cuando en la vida tengan que tomar decisiones por ellos mismos, sabrán cuando decir sí porque les hará bien y cuando decir no aquello que no está bien y que será perjudicial para su vida.

EL AUTOR

NACIDO EN EL BARRIO PORTEÑO DE FLORESTA Y DE ASCENDENCIA GRIEGA, BERNARDO STAMATEAS TIENE HABILIDAD PARA EL AJEDREZ, EL CLARINETE Y EL SAXOFÓN. LUEGO DE CURSAR LA SECUNDARIA EN LOS COLEGIOS LARROQUE Y MARIANO MORENO, ESTUDIÓ LICENCIATURA EN PSICOLOGÍA EN LA UNIVERSIDAD KENNEDY. ES SEXÓLOGO CLÍNICO. HACE DOS AÑOS QUE ES DOCTOR EN PSICOLOGÍA, RECIBIDO EN LA UNIVERSIDAD DEL SALVADOR, BUENOS AIRES. ES PASTOR DE LA IGLESIA BAUTISTA MINISTERIO PRESENCIA DE DIOS, EN EL BARRIO DE CABALLITO, CIUDAD DE BUENOS AIRES. DESTACADO ESCRITOR Y CONFERENCISTA A NIVEL NACIONAL E INTERNACIONAL, RECORRIÓ SEIS VECES EL TERRITORIO ARGENTINO GRACIAS A SUS CONFERENCIAS. INSTAGRAM @BERSTAMATEAS // FACEBOOK.COM/BERNARDOSTAMATEAS // LIVE 9 P.M. TODOS LOS MIÉRCOLES.

REFLEXIONES

Comentarios

Teclas de acceso