Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
1591 Cultura + Espectáculos REFLEXIONES

¿Ordenado o prolijo?

Mientras “orden” es saber qué tengo y dónde está, y es algo interno, mental, “prolijidad” es algo estético, externo. Por ejemplo, supongamos que la persona que contrataste para que ordene la casa pone tus anteojos en un cajón.
Bernardo Stamateas

Por Bernardo Stamateas

Ser ordenado y ser prolijo son dos cosas bien distintas. Podemos ser ordenados y no prolijos, podemos ser prolijos y no ordenados, o podemos ser prolijos y ordenados. Veamos primero las definiciones para luego analizar cada caso:

Mientras “orden” es saber qué tengo y dónde está, y es algo interno, mental, “prolijidad” es algo estético, externo. Por ejemplo, supongamos que la persona que contrataste para que ordene la casa pone tus anteojos en un cajón. Todo se ve impecable, “ordenado”, pero en realidad está “prolijo”, porque cuando llegás y buscás tus anteojos, no los encontrás. No sabés dónde están porque tus cosas no están ordenadas sino prolijas. Los obsesivos, por ejemplo, son personas prolijas, pero no ordenadas. Por otro lado, podés tener todo desordenado (desprolijo), pero si sabés que debajo de toda una pila de papeles están tus anteojos, tenés orden, porque sabés qué tenés y dónde está.

Es necesario que ordenes tus cosas para saber qué tenés y dónde está. Poné orden en tu casa, en tu trabajo, en tu negocio, mirá tu corazón y ordená tus emociones. No podés usar lo que no sabés que tenés, pero cuando sabés qué tenés y dónde está, podrás usarlo a tu favor o para ayudar a otros. Es probable que cuando empieces a poner orden en tu vida surjan emociones que te movilicen, es normal que aparezcan crisis, pero quedate tranquilo, esas situaciones son como lavar un vaso sucio: el agua que cae en él al principio parece que lo ensucia más, hasta que la misma agua que sigue cayendo lo limpia por completo.

Cómo establecer orden en el diario vivir

1. Hacer lo que amás no te estresa, por el contrario, te da satisfacción.

2. Planificar tus exigencias.

3. Armar una secuencia de cortes por día, por semana y por mes.

El orden es un hábito que nos permite saber lo que tenemos, usarlo y llegar a multiplicarlo. Cuando no somos ordenados vivimos bajo el estrés. ¡El orden trae bendición!

EL AUTOR

NACIDO EN EL BARRIO PORTEÑO DE FLORESTA Y DE ASCENDENCIA GRIEGA, BERNARDO STAMATEAS TIENE HABILIDAD PARA EL AJEDREZ, EL CLARINETE Y EL SAXOFÓN. LUEGO DE CURSAR LA SECUNDARIA EN LOS COLEGIOS LARROQUE Y MARIANO MORENO, ESTUDIÓ LICENCIATURA EN PSICOLOGÍA EN LA UNIVERSIDAD KENNEDY. ES SEXÓLOGO CLÍNICO. HACE DOS AÑOS QUE ES DOCTOR EN PSICOLOGÍA, RECIBIDO EN LA UNIVERSIDAD DEL SALVADOR, BUENOS AIRES. ES PASTOR DE LA IGLESIA BAUTISTA MINISTERIO PRESENCIA DE DIOS, EN EL BARRIO DE CABALLITO, CIUDAD DE BUENOS AIRES. DESTACADO ESCRITOR Y CONFERENCISTA A NIVEL NACIONAL E INTERNACIONAL, RECORRIÓ SEIS VECES EL TERRITORIO ARGENTINO GRACIAS A SUS CONFERENCIAS. INSTAGRAM @BERSTAMATEAS // FACEBOOK.COM/BERNARDOSTAMATEAS // LIVE 9 P.M. TODOS LOS MIÉRCOLES.

REFLEXIONES

Comentarios

Teclas de acceso