Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
1591 Cultura + Espectáculos DANZA

Un sueño cumplido, desde Chilecito al Teatro Colón

Malena Campillay Peña, una elegida y privilegiada, forma parte de los nuevos talentos que el Teatro Colón integra y forma para brillar en los escenarios más importantes del mundo. Una chileciteña representando a La Rioja, en la prestigiosa joya del arte argentino.
Sara González

Por Sara González

Las armonías iniciales del teatro Colon fueron de la Opera Aida de Giuseppe Verdi, quien es considerado el padre del Teatro. Su acústica perfecta e impecable replicaron los maravillosos sonidos de aquella obra teatral. El 25 de mayo de 1890 se inició la obra arquitectónica del Teatro Colon, la joya más importante del arte en Argentina. Dentro del marco de la generación de los ‘80, cuando el país estaba entre los más ricos del mundo. Su construcción estuvo a cargo de tres arquitectos, no por que así haya sido el plan inicial, sino que se trató de una situación descomunal que el destino dejó en la historia. En principio el arquitecto oficial del estado el Italiano, Francesco Tamburici, fue el encargado de comenzar la obra; sin embargo murió el mismo año en el que diseñó el proyecto. Su socio le dio continuidad al mismo, el arquitecto Víctor Meano, pero este fue asesinado en 1904. Finalmente el Belga Jules Dormal, terminó la obra dándole un toque Francés.

Esto le brindó un estilo único al Teatro, donde predominan las formas italianas, con decoraciones francesas; además todos los materiales de construcción fueron traídos desde Europa, el mármol de la escalera principal, es de Carrara, de Siena, Italia. El roble del piso llegó de Eslavonia, Croacia. Su construcción se desarrolló a lo largo de 20 años. Su sala principal con forma de herradura, cumple las normas del teatro clásico italiano y francés, por lo que es considerado uno de los teatros con acústica perfecta en el mundo.

El Teatro Colón atrae con un magnetismo propio e inusitado, embriaga con el arte y diseño de su estructura y con su oferta cultural resulta fascinante para los turistas que llegan de todos los puntos cardinales del mundo y del país.

A partir de 1989, el Teatro Colón fue puesto en valor, reconociéndolo como Monumento Histórico Nacional, dueño de una belleza exquisita y excepcional acústica, hacen que sea reconocido mundialmente como una joya Argentina.

EN LAS GRANDES LIGAS

Malena Campillay Peña tenía apenas 4 años cuando comenzó sus estudios de danza, el inicio de su formación académica fue en el Instituto A. Escena de Chilecito. Demostró su talento para la danza desde sus tiernos años, y su pasión absolutamente comprometida. Malena parece frágil, es pequeña, tímida y fresca, actualmente tiene 12 años. No obstante su compromiso y empuje es imponente, a su incipiente adolescencia. Siempre supo que la danza era su camino, un destino que ella misma empezó a construir desde su primera infancia. “La danza es para mí una forma única de vivir” expresa Malena. Nunca imaginó que la convicción de seguir su sueño de convertirse en una bailarina profesional, la llevaría tan rápidamente a las grandes ligas del arte. La oportunidad llegó en el año 2021, cuando apenas con 11 años de edad audicionó para ingresar al Instituto Superior de Arte del Teatro Colón.

Centenares de aspirantes llegan cada año con la ilusión de ser elegidos, desde todos los puntos del país, e incluso de países limítrofes. Se dan cita esperando comenzar de forma profesional una carrera, que es sabido, se debe empezar a temprana edad. Malena fue una de esas aspirantes, sin embargo la audición contaba con la exigencia de ser los mejores a la hora de atravesar tres instancias de carácter eliminatorias. Malena fue aceptada como alumna, junto a escasos seis alumnos más, de aquellos cientos de aspirantes. El talento innato de la joven bailarina le abrió las puertas del Instituto Superior de Arte del Teatro Colón.

“Cuando recibimos aquel mail, no lo podíamos creer, estábamos impactadas, no fue fácil llegar hasta ahí. Sin embargo Malena fue seleccionada aquel año, y 7 chicos ingresaron” cuenta todavía con la emoción a flor de piel Cecilia Peña, madre de Malena, e incondicional pilar para que pueda ser concretado el sueño de su hija.

CAMBIO DE VIDA

Del Instituto Superior de Arte del Teatro Colón, han salido una gran cantidad de artistas y bailarines destacados, que brillaron en todos los escenarios del mundo, tales como Julio Bocca, Paloma Herrera, Maximiliano Guerra, Norma Fontenla, Raúl Candal, Liliana Belfiore o José Neglia. Entre tantos más, ha sido cuna con disciplina, a la hora de formar y perfeccionar el talento de sus elegidos. El Instituto se encuentra catalogado entre los mejores del mundo, con excelencia a nivel internacional, tal es así que nada escapa en los detalles minuciosamente cuidados a la hora de recibir a sus nuevos alumnos.

Para poder conformar las filas de los nuevos bailarines en el Teatro Colón, fue necesario esquematizar muchos espacios: la colegiatura de Malena, el trabajo de Cecilia su madre, ya que todo estaba enfocado en trasladarse a Buenos Aires, y comenzar ahí una vida completamente dedicada a la formación de la pequeña bailarina. Nuevamente fue su madre quien logró acomodar la vida de Chilecito de forma cuasi remota, ya que esta oportunidad no tenía opción a ser desperdiciada.

“Fueron muchas las personas que colaboraron con nuestro cambio de vida, fundamentalmente debíamos cambiar todo a la modalidad remota, incluso mi trabajo. En ese punto la comprensión de nuestro entorno fue de gran ayuda. Queríamos que Male continúe sus estudios como lo venía haciendo, en su colegio. Al igual que mi empleador facilitó realizar mi trabajo de forma remota, ya que mudarnos a Buenos Aires era lo necesario”, Cuenta Cecilia.

La escuela privada Jean Piaget, donde Malena sigue asistiendo como alumna regular, permitió y apoyó desde el primer momento esta gran movida que significaba un cambio de vida tanto para Malena como para su madre. De esta manera toma clases virtuales, mientras que la Bodega La Riojana colaboró flexibilizando al método remoto, el trabajo de Cecilia, lo que permitió que mantengan su vida en Chilecito, estando en la gran ciudad, y cumpliendo con sus responsabilidades.

Todo el entorno se predispuso para dar inicio al sueño más importante de Malena, y con ella La Rioja representada, en el más emblemático Instituto de Teatro que tiene el país. El Municipio de Chilecito, y cultura de la Provincia dieron un aval y el voto de confianza en el talento innegable de Malena Campillay, quien además de representar a Chilecito, también lleva en su corazón y en el camino que le toca transitar, el amor de toda su familia, quienes orgullosos e incondicionales apoyaron y acompañan de diferentes maneras su formación artística como bailarina.

PERLA DEL OESTE

Apenas 12 años vislumbran a una apasionada bailarina, en sus ojos la juventud ha madurado, en sus manos el porte delicado de la danza se ha instalado, en su alma la convicción del lugar que ocupará a futuro, la lleva a vivir disciplinadamente. Autoexigente, detallista, perfeccionista, comprometida, Malena es una maravillosa y talentosa bailarina que nació con una estrella y el destino trazado.

Además de ser parte del ISATC, toma clases extras para perfeccionar todo lo que implica bailar y ser parte de los mejores alumnos. Su primera presentación no tardó en llegar. En la temporada 2022 del Teatro Colon, siendo este su primer año como alumna del ISATC, fue convocada para participar de la Opera Nabucco de Verdi, una impactante obra donde la música prima. La deslumbrante obra se lució en todo el escenario. El talento que precede a Malena y su impecable despliegue empezó mostrando el brillante futuro que la aguarda. Seguidamente también tuvo lugar en el Ballet Cascanueces, durante el mismo año. Ambas oportunidades han demostrado que Malena no pasará desapercibida incluso en el contexto académico que está dándole forma a su historia.

Malena es una adolescente aplicada, reservada, cordial y amorosa. El futuro se ve brillante y cercano al mismo tiempo para ella. Sus modos de damita son exquisitos, ella sonríe y cuenta: “Todo fue nuevo, pero me adapté, sabiendo que este es mi sueño, y vivir el teatro Colón por dentro es algo que jamás había imaginado, ni aun cuando audicioné”.

Un mail con respuesta positiva cambio la vida de Malena, y a su vez la de su madre, quien en pos de acompañar la carrera de su hija se convirtió en el principal y fuerte sostén de Malena. El Instituto Superior de Arte del Teatro Colón tiene una perla riojana, una pequeña muestra del talento que sigue naciendo y brillando en los lugares más importantes del país.

La perla del Oeste, ha depositado en los escenarios de la joya histórica Nacional, como lo es el Teatro Colón, su colaboración para que siga luciendo maravillosa y exquisitamente fascinante.

Desde su primera actuación en el salón San Pablo, a sus cortos 4 años, a pisar el Colón con 11 años, Malena es sin dudas una potencial promesa de la Danza Clásica. La carrera de Danza se desarrolla durante ocho años y su principal objetivo es formar artistas que integren las producciones de Ballet Estable del Primer Coliseo. Asistir a clases magistrales y participar en funciones de la sala principal del Teatro, son algunas de las características del ISATC. Malena es dueña de su sueño, y no se deja adormecer en los laureles, trabaja y se entrega a su pasión cual pequeña estrella, titilando en un firmamento donde ya se ganó un lugar propicio para desplegar y perfeccionar su maravilloso talento.

“Bailar es estar fuera de ti mismo. Más grande, más hermoso, más poderoso...esto es poder, es la gloria en la tierra y es tuyo para que lo tomes” (Agnes De Mille)

DANZA

Comentarios

Teclas de acceso