Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
Internacionales

Gaza: por desacuerdos de último momento, aplazan la tregua hasta este viernes

Fuentes palestinas y qataríes citadas por medios árabes, israelíes e internacionales dijeron que el retraso en la aplicación del acuerdo se debía a detalles de "último minuto" sobre qué rehenes serían liberados y cómo.

Un acuerdo para que Israel detenga cuatro días su ofensiva en la Franja de Gaza y libere a presos palestinos a cambio de rehenes del grupo islamista palestino Hamas se topó con obstáculos de último momento y empezará a regir recién este viernes, un día después de lo previsto.

El avance diplomático promete cierto alivio para los 2,3 millones de palestinos de Gaza luego de semanas de mortíferos bombardeos israelíes, así como para las familias de las decenas de rehenes israelíes y con doble nacionalidad tomados por Hamas en los letales ataques en Israel del mes pasado y llevados luego al enclave palestino.

Qatar, que ofició de mediador junto a Estados Unidos y Egipto, dijo hoy que la tregua entrará en vigor a las 7 horas de Gaza (2 en Argentina) y que un primer grupo de rehenes civiles, que se espera sean mujeres y niños, será entregado por Hamas el mismo día aproximadamente a las 16.

La demora había sido anunciada anoche por un funcionario del Gobierno israelí del primer ministro Benjamin Netanyahu, sin dar ningún motivo, pero medios israelíes y árabes dijeron que el retraso se debió a diferencias sobre quiénes debían ser liberados y cómo.

La oficina de Netanyahu dijo este jueves haber recibido una "primera lista de nombres" de rehenes y que se contactó con sus familiares, pero no quedó claro si se refería a todos los rehenes, a los que podrían ser liberados en cualquier momento del proceso o a los que podrían ser puestos en libertad mañana.

Según los términos anunciados, Hamas liberará de manera gradual a 50 de los 240 rehenes secuestrados -entre los que hay una veintena de argentinos- durante sus ataques en Israel del 7 de octubre, que dejaron 1.200 muertos, en su mayoría civiles.

A cambio, para permitir la entrega de los rehenes, Israel hará una tregua de cuatro días en la ofensiva que lanzó en Gaza contra Hamas desde los ataques, que ya dejó unos 14.000 palestinos muertos, incluyendo unos 5.800 niños.

Además, Israel liberará a unos 150 presos palestinos y permitirá un incremento del ingreso de ayuda humanitaria a Gaza, que está bajo bloqueo total desde el 9 de octubre, sin luz ni combustible para sus 2,3 millones de habitantes.

El acuerdo había generado esperanzas de avanzar hacia un posible fin de la escalada, que no solo devastó gran parte de Gaza, sino que también se extendió a los territorios palestinos de Cisjordania y elevó las tensiones en todo Medio Oriente.

Este jueves, el movimiento libanés Hezbollah disparó unos 50 cohetes al norte de Israel desde el sur del Líbano, su mayor ataque al país vecino en medio de intercambios casi diarios de disparos en coincidencia con la escalada entre Israel y Hamas.

Los 48 cohetes Katyusha apuntaron a bases militares, dijo el partido político y milicia, un día después de que un ataque israelí matara a cinco de sus miembros, incluido el hijo del líder de la coalición política encabezada por Hezbollah en el Parlamento libanés.

El Ejército israelí dijo que aviones de guerra bombardearon luego la zona del sur del Líbano de donde procedían los cohetes.

También este jueves, un buque de guerra estadounidense repelió múltiples ataques de drones lanzados desde zonas de Yemen controladas por rebeldes del movimiento hutí, que han adoptado represalias armadas contra Estados Unidos e Israel por la ofensiva contra Hamas en Gaza.

El comando militar de Estados Unidos en Medio Oriente (Centcom) dijo que el ataque tuvo como blanco el USS Thomas Hudner, uno de los barcos de un grupo movilizado por Washington a la región a raíz del conflicto Israel-Hamas para disuadir o repeler posible ataques de milicias proiraníes a bases estadounidenses o a suelo israelí.

El domingo pasado, los rebeldes hutíes de Yemen, que, como Hamas, son apoyados por Irán, capturaron un buque de carga vinculado con Israel y a sus 25 tripulantes en el mar Rojo.

Netanyahu ha dicho que Israel reanudará la ofensiva en Gaza después de la "pausa" y seguiría luchando hasta lograr "todos los objetivos", incluida la derrota de Hamas y el regreso de todos los rehenes.

En Gaza, en tanto, el director del Hospital Al Shifa, el más grande del enclave, fue detenido este jueves por el Ejército israelí, que controla el complejo y que afirma haber descubierto allí un escondite de Hamas en un túnel subterráneo.

Hamas dijo que el doctor Mohamed Abu Salmiya fue detenido por el Ejército israelí cuando pacientes, doctores y desplazados eran evacuados del gran hospital de Ciudad de Gaza en vehículos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de la ONU.

Dos enfermeros también fueron arrestados, al igual que otro médico, añadió un responsable del Ministerio de Salud de Gaza en un comunicado.

En la nota, el funcionario pidió la intervención de organizaciones internacionales y dijo que Hamas dejará de colaborar con la OMS, a la que responsabilizó de la detención, en la evacuación de hospitales de Gaza.

El Ejército israelí confirmó la detención del doctor Abu Salmiya y dijo que fue "trasladado para ser interrogado" por los servicios de inteligencia.

"Bajo su dirección, el hospital fue escenario de numerosas actividades terroristas", apuntó el Ejército en un comunicado.

El Hospital Al Shifa de Ciudad de Gaza y otros centros médicos de la región se encuentran en medio de acusaciones cruzadas entre Israel y Hamas de poner en peligro la vida de hombres, mujeres y niños no combatientes.

Israel dice que Hamas usa a los civiles como escudos humanos en hospitales y otros lugres públicos, y el miércoles aseguró haber encontrado una serie de túneles debajo del complejo que el grupo islamista usaba de escondite.

Hamas rechaza las acusaciones y dice que Israel lleva adelante una "guerra contra los hospitales" de Gaza.

Antes de ser detenido, Abu Salmiya dijo a AFP que recibió la orden del Ejército israelí de evacuar el hospital, que fue tomado por los soldados la semana pasada.

La Media Luna Roja palestina informó el miércoles que había comenzado a evacuar al sur de Gaza a unos 250 pacientes y médicos y a unos 400 desplazados palestinos que aún seguían atrapados allí.

En el lugar llegó a haber 2.300 personas, entre pacientes, trabajadores y desplazados, pero muchos lo desalojaron cuando comenzaron los combates y bombardeos en sus alrededores.

"Quedan 180 pacientes, heridos y personal sanitario en Al Shifa. Exigimos su evacuación, ya que no tienen ni electricidad ni alimentos ni agua", declaró hoy Ashraf al Qidreh, portavoz del Ministerio de Salud de Gaza.

"El Ejército israelí dispara contra el hospital y anuncia por altavoz que todos deben marcharse, amenazando con bombardearlos", agregó.

Mientras tanto, Israel ordenó la evacuación total del Hospital Indonesio, ubicado en el norte de la Franja de Gaza, dijo el doctor Munir al-Boursh, funcionario del Ministerio de Salud local, a la cadena de noticias Al Jazeera.

El médico dijo que funcionarios del hospital, ubicado en la localidad de Jabaliya, estaban tratando de organizar una evacuación en colectivos de unos 200 pacientes, incluidos niños con quemaduras.

Enfrentamientos han arreciado fuera del hospital durante días y cientos de personas ya han sido evacuadas hacia el sur de Gaza.

Desde el 9 de octubre, Israel mantiene a la Franja bajo bloqueo total, mientras que autoriza un ingreso a cuentagotas de la ayuda humanitaria, como el combustible que permite el funcionamiento de los generadores eléctricos de los hospitales.

Autoridades gazatíes estiman que 26 de los 35 hospitales tuvieron que suspender sus operaciones debido a los ataques israelíes, mientras que 52 de los 72 centros de atención primaria con los que cuenta la zona cerraron debido a daños.

GUERRA EN MEDIO ORIENTE HAMAS ISRAEL FRANJA DE GAZA

Comentarios

Te puede interesar

Teclas de acceso