Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
1591 Cultura + Espectáculos JAQUE MATE

Aprendizaje, fuera y dentro del tablero

El ajedrez no solo beneficia el desarrollo cognitivo, sino también fortalece la comunicación, la imaginación y creatividad en todas sus formas. No hay una edad específica para aprender ajedrez, ni tampoco un ritmo.
Victoria López Risso

Por Victoria López Risso

César, fue mi primer profesor de ajedrez. El primero en mostrarme que, detrás de este juego al que acudía por mero entretenimiento, había más. Durante la primaria, teníamos las clases después del horario escolar habitual. A pesar de eso, el aula parecía ser chica para la cantidad de alumnos que éramos. Acomodar los bancos, armar los tableros, designar los rivales, ajustar los relojes, reproducir partidas, memorizar movimientos y entenderlos, darnos la mano, guardar las piezas y, recién, volver a casa. Teníamos el espacio adecuado para jugar y a alguien que nos enseñara. No solo aprendíamos del profesor, sino de nuestros compañeros y de nosotros mismos. Desde analizar las jugadas hasta tomar decisiones y respetar las ajenas. Comprender las distintas miradas y opiniones, abrir el diálogo y aceptar las derrotas. Eso también es el ajedrez: un constante aprendizaje dentro y fuera del tablero. En Argentina, a mediados de la década de 1990, se lo empezó a incluir progresivamente como parte del programa académico. Aunque este avance representó un paso significativo en el reconocimiento de sus beneficios educativos, no alcanzó la adopción masiva en comparación con otros países. Cuando analizamos la presencia del ajedrez en las escuelas, resulta inevitable establecer una conexión con las matemáticas debido a las similitudes que comparten. No es cierto que se requiera ser bueno en matemáticas para jugarlo, ni tampoco que ser bueno en ajedrez signifique serlo en matemáticas. Ambas disciplinas se complementan porque requieren habilidades cognitivas como el razonamiento lógico, el análisis, la planificación estratégica y la resolución de problemas. En el juego, cada movimiento implica considerar las consecuencias, anticipar y evaluar las distintas configuraciones del tablero. Los jugadores deben tener presente el valor relativo de las piezas, decidir sobre ellas, calcular variantes y evaluar las posiciones. Por el contrario, es acertado pensar en cómo la práctica del ajedrez puede mejorar el desempeño matemático de los estudiantes al proporcionarles un entorno donde pueden aplicar y reforzar conceptos aprendidos en un contexto práctico, desafiante y cercano.

Además de eso, la inclusión del ajedrez en instituciones educativas puede ser útil en otras áreas. Como en la comunicación, con todo lo que comprende, es fundamental en una partida. Los jugadores se comunican a través de señales no verbales, como gestos faciales, movimientos corporales y expresiones sutiles que, de algún modo, transmiten el estado de cada jugador y permiten establecer una comprensión mutua. Aparte de lo no verbal, impulsa el intercambio de ideas, estrategias e intenciones mediante el habla. Este deporte no solo beneficia el desarrollo cognitivo, sino también fortalece la comunicación, la imaginación y creatividad en todas sus formas.

No hay una edad específica para aprender ajedrez, ni tampoco un ritmo. Sin embargo, muchos expertos y educadores sugieren que los niños pueden comenzar a jugar a los 5 años de edad, cuando suelen tener la capacidad cognitiva necesaria para comprender las reglas básicas del juego.

Entonces, ¿por qué hay tan poca presencia del ajedrez en las escuelas?

LA AUTORA. VICTORIA LÓPEZ RISSO nació el 14 de marzo del 2002 en San Salvador de Jujuy. Desde el 2020 vive en la ciudad de Chilecito, La Rioja, donde estudia Licenciatura en Comunicación Social con orientación en Periodismo. A los 12 años fue su primer acercamiento con el ajedrez; empezó a estudiarlo como tal y participó de torneos intercolegiales de la Provincia. Hace un año se dedica a dar clases particulares a niños y jóvenes para contagiar sus saberes y multiplicar el entusiasmo que encontró en este deporte. La misma pasión siente al escribir, y poder combinar sus dos amores para difundir el ajedrez, que es de las cosas que más disfruta.

@vickylopezrisso
AJEDREZ JAQUE MATE

Comentarios

Teclas de acceso