Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
Política Realizarán una presentación ante el Consejo de la Magistratura.

Denuncian a una jueza por encubrir a un prófugo por causas de violencia de género

Se trata de Ana Carla Menem, acusada de viajar y fotografiarse con un hombre que tiene 17 denuncias por violencia de género.

“Tuve que tomar medidas de seguridad, abandonar mi hogar para protegerme a mí y a mis hijos”, contó una joven que está a la espera de que la policía encuentre a un hombre que tiene 17 denuncias por violencia de género, violó las medidas de restricción, y tiene orden de detención y captura nacional dictada por la jueza de Violencia de Género y Protección Integral de Menores de La Rioja, Gisela Flamini.

El 22 de diciembre pasado, la magistrada resolvió “ordenar la captura y detención en todo el ámbito de la provincia de Jonathan Paredes por desobediencia a la autoridad” y notificó al jefe de la Policía de la Provincia.

Mientras esperaba el cumplimiento de la medida judicial, se conoció una foto de la jueza de la Cámara Cuarta Civil, Comercial y Minas, Ana Carla Menem, con el denunciado por violencia de género. Según la abogada defensora de la joven, Ivana Cattaneo, “la jueza no solo se sacó una foto, sino que además viajó y trasladó a un prófugo de la Justicia”. “La jueza Flamini se comunicó con la jueza Menem, y ella le dijo que estaba intentando que él se entregue”, aseguró.

Cattaneo sostuvo que es grave que “la policía no lo encuentre y que una jueza reconozca que estaba él y la respuesta haya sido que estaba en un intento de convencimiento para que se entregue”. Dijo en este sentido, que no solo se realizarán las presentaciones penales ante la jueza de Violencia de Género, Jésica Díaz Marano sino que además realizará una presentación ante el Consejo de la Magistratura por el comportamiento de la magistrada.

Además, recurrirá a la Consejo de Abogados y al Observatorio de la Víctima que depende de la Legislatura que no parece tener en su agenda a las víctimas de violencia de género y de abusos sexuales.

Mientras tanto la joven expresó que no puede tener una vida normal porque es ella quien debe estar en permanente resguardo con cambio de domicilio para protegerse ante la violación de las medidas de restricción por parte de Paredes. “Todos los días en redes sociales veo como él se burla de todo y muestra ser un ciudadano privilegiado y libre mientras yo vivo escondida y con miedo”, dijo a través de la organización Ni Una Menos.

GENERO VIOLENCIA DE GENERO JUSTICIA

Comentarios

Te puede interesar

Teclas de acceso